ANALOGÍA

Ella era una mujer hermosa, llena de vida, de riqueza y de sueños. Su piel era hermosa, desde su plano vientre hasta las grandes curvas que la rodeaban, una mujer envidiada por todo lo que ella misma tenía y era.

Una vez empezó a enfermar y empezó a perder la fe en si misma, justo así, debilitada, conoció a quién pensaría que sería su héroe. Era diferente, fuerte, siempre sabía qué decir y la endulzó con las más hermosas palabras. Ella nunca había conocido a alguien así y se enamoró perdidamente.

Él le puso nombre a su enfermedad y le dijo que le ayudaría que sólo debía confiar.

Ella, de su mano y enamorada ciegamente se entregó a un tratamiento devastador en donde él la lastimaba enormemente, pasando incluso por encima de ella. Cuando lo confrontaba iniciaba a humillarla y a generarle miedo, le dijo que si lo dejaba su enfermedad la mataría. 

La manipuló a tal punto que empezó a creerse débil y dependiente, destruyó su autoestima, ya no era tan hermosa, ni rica... Sus sueños empezaron a morir y se creyó enferma para siempre, sin ojos para darse cuenta que su enfermedad se estaba curando, pero que la estaba matando el tratamiento.

Él se acostumbró a lastimarla y ella a perdonarlo y a confiar en él, mientras lloraba amargamente largas noches teniendo miedo de querer algo diferente, algo mejor.

Ella intentó terminar su relación en tres oportunidades, pero ha vuelto a caer a sus pies, con un nudo en el pecho porque sabe y entiende que está mal pero su miedo es más grande. No le alcanza para soltar y dejar ir. 

Hoy, por más vergüenza que sienta, eligió quedarse con él. Ella se llama Colombia.

posted under | 2 Comments

HOLA SOLEDAD!

Vivir sola, qué experiencia tan grata ha sido esto. 

Si, yo sé: que eso lo sabe todo el mundo, que quién me manda a demorarme en independizarme, qué no hay nada como el hotel mamá, qué ahora si va a saber que son las responsabilidades, que como así que irse de la casa sin casarse, que si no le da miedo vivir solita, en fin, un consecutivo de frases que todos en un momento u otro hemos escuchado cuando pensamos en la independencia o en dejar del nido.

Yo no sentí miedo, sentí mucha emoción puesto que dejaba de ser un sueño en papel para convertirse en una realidad: en patrimonio. Mi meta siempre fue nunca pagarle arriendo a nadie y eso logré, paso a paso.

Hoy, seis meses después de dar ese gran paso, puedo decir qué:

  • Cómo camino, cocino y me como hasta el pegao'.
  • Es muy divertido inventarse recetas con lo que queda en la nevera.
  • No hay felicidad más grande que encontrar donde comprar huevos a buen precio.
  • Luego de la experiencia de mi hermano, puedo decir que mi "tasa de desperdicio" en el mercado ha sido muy bajita.
  • Es cero divertido tener que organizar la basura para llevarla hasta el UTB.
  • Ya no me da pena que los porteros sepan a que hora salgo y llego (jamás había tenido servicio de portería).
  • Tampoco es chévere decidir entre si pagar el internet y el gas o salir a comer rico.
  • Se me despertó un amor extraño por las plantas, ya tengo 13 y contando (siempre tengo la sensación de que me consienten cuando me regalan flores).
  • No extraño la parabólica y muy poco uso el TV.
  • Voy al baño con la puerta abierta (y qué?).
  • Me encanta sentarme en el balcón con una Club negra y papitas de limón.
  • Soy feliz recibiendo visitas, me gusta ser anfitriona, cocinar, tener música y divertirme.
  • Aún utilizo la piscina de la unidad, espero que no se me vuelva parte del paisaje.
  • Yo misma tengo que resolver las cosas que daño.
  • La loza sucia se reproduce SIEMPRE.
  • Me he inundado 3 veces por dejar la ventana abierta (al fin aprendí a cerrarla (?)).
  • Ya no me pica la casa.
  • Aprendí a convivir con los ruidos que hace la nevera sin asustarme.
  • Tengo gustos ñoños: Leo, pinto mandalas o hago sudokus por las noches.
  • La relación con la familia mejora, indudablemente! Más apoyo, más tiempo de calidad, más expresiones de amor.
  • Extraño que el perro me salude en la cama los sábados, el desayuno charlado con mi papá y el arrunche con mi mamá, pero aún puedo hacerlo a veces.
  • Es super difícil aprender a diferenciar los términos de "Mi casa" y "la casa de mis papás".
  • Mi espacio, mi pedacito de aire, me llena de orgullo y me hace feliz.
En fin, no hay cómo consignar todas esas sensaciones que te produce este cambio, aunque estoy segura de que no soy la única que las ha sentido. Por eso valía la pena exaltarlas aprovechando este cierre de medio año, no sé aún que me deparará el futuro a partir de hoy, sólo sé que lo estoy viviendo!

posted under | 2 Comments

OBRA BLANCA...

Es extraño como las nuevas rutinas se van convirtiendo en hábitos, desde que vivo lejos he aprendido a regalarme 30 minutos al día para pensar: en todo, en mucho, en nada...

Cada día me regala un espacio en el cual puedo ponerme en piloto automático y analizar un poco de lo que pasa cada día, de sencillamente vivir un poco ese presente que a veces asusta más que el mismo futuro o pasado. Poder tener la habilidad de decidirse a admirar un buen paisaje, sonreir viendo los gatos en los tejados, apreciar las aves de diferentes colores surcando el cielo, las gotas de lluvia, el sol, los arcoiris y la gente.

Otras veces piensas en quién eres tu, qué quieres y para donde vas, alistando motores para una siguiente aventura, aceptar un nuevo reto o inventarte una nueva manera de hacer las cosas.

Otras veces tienes todas las herramientas para sencillamente admitir que muchas veces sientes miedo, y no es un miedo como el de las películas de terror, sino que son esos miedos que tienes dentro, que son parte del día a día y con los que debes convivir a diario.

Puedo decir abiertamente que en muchas ocasiones no soy gentil conmigo misma, que soy mi más fuerte crítica y mi más hiriente contendora, que realmente me exijo cada día ser Alguien, si, en mayúscula porque dicen que así es que "vale".

Esos minutos de reflexión me ponen en perspectiva, me doy látigo, me premio, me empodero, me frustro, me animo... infinidad de sensaciones que me componen y me obligan a conocerme mejor. 

Minutos que ya se han convertido en una suma de horas que poco a poco van cambiando el mundo, no porque este cambie, sino porque hay otros ojos para mirarlo.

Un tiempo para explorar, conocer, conectar, amar y expandir conciencia, una construcción permanente, tal vez con un aviso en la entrada que dice "Siga, con precaución".

posted under | 0 Comments
Entradas antiguas

Otros post!!

Followers


Aqui pueden encontrar la forma particular en la que miro todo a mi alrededor, no lo considero un diario, tan sólo la perspectiva un tanto misteriosa de esta niña risueña que pareciera que siempre busca la forma de conquistar el mundo....

. . . . . Muahahaha!!! . . . . .

    Arte y Pico

    Arte y Pico
    Otorgado por Javier de la Sucursal del Cielo

    Premio lazos

    Premio lazos
    Otorgado por Pao Pao

Recent Comments